NOTAS SIMILARES

Cultura

Se entregaron los premios a los mejores del enoturismo de Mendoza

Cultura

Mendoza y Tandil juntos en una propuesta gastronómica única

Cultura

Tierras Atamisque y un asado solidario a beneficio de una escuela de Tupungato

NOTAS RECIENTES

Música

Orozco-Barrientos se despide de Mendoza

Se presentarán el sábado 17 y 22 de febrero, a las 22 horas en un bar de Luján, antes de emprender una gira por España.

Música

Tan biónica se presenta en Mendoza

El 16 de marzo es la fecha elegida para presentar “La última noche mágica” en el Teatro Griego Juan Pablo II, en el departamento de San Martín.

Con una fiesta sencilla, Godoy Cruz abrió el calendario vendimial

Con la primera Vendimia departamental emprendo un camino a recorrer estas celebraciones que elijo porque nos muestran la esencia de lo que somos.

“De vecino en vecino” fue el nombre de la Fiesta de la Vendimia de Godoy Cruz que se realizó el viernes pasado en el Parque San Vicente. Hasta allí llegaron muchas familias que, escapándole al calor y en busca de una representante para su comunidad, fueron acomodándose delante de un escenario que con grandes pantallas y una orquesta en vivo, encargada de acompañar y de cumplir con el objetivo.

La fiesta sencilla cumplió con 10 cuadros para repasar las bondades, historia y personajes que tiene el departamento. Con coreografías y un vestuario simple fue desandando una puesta en escena casi sin baches pero sin guion. Cada cuadro tuvo la finalidad de pasar por la esperanza, el sufrimiento, el milagro, la historia y la gente del departamento.

No hubo alegría ni colores vivos que resaltaran lo que si hizo la orquesta, sus músicos y cantantes que fue -fundamental- para contener esta fiesta. Por momentos, la música en vivo brilló tanto que parecía llenar el escenario solamente con su sonido.

Las pantallas ya son un recurso instalado y bien utilizado en las Vendimias, pero esta vez alojó imágenes pocos felices. La puesta visual no contó con la mejor estética. Por momentos ramilletes de tres empanadas se entrelazaban y giraban en el centro del escenario; o para recordar a personalidades se utilizó una especie de efecto de la doble foto que pasaban de pantalla en pantalla; e hileras de guitarras puestas en fila se intercalaban convirtiendo en minutos eternos ese pasaje de la noche.

Intentando tal vez, con algo de farsa, los personajes de dos vecinas grotescas pasaban cada tanto por las pantallas comentando con maldad lo que veían en el barrio. Si buscaron afianzar el nombre de la fiesta (“De vecino en vecino”) era una buena oportunidad de representar a los habitantes desde la solidaridad o la amistad.  Reemplazar por aquellas personas que se preocupan y hacer un buen lugar del que eligieron para vivir podría haber sido el mensaje correcto. Una especie de alarma comunitaria del corazón que refleje la realidad de una cuadra en la actualidad.

Fotos gentileza Municipalidad de Godoy Cruz

“La cultura es la sonrisa”

Ahora sí, las pantallas mostraron cuanta actividad cultural hicieron y hacen en Godoy Cruz, como un “refresh” de momentos entre espectáculos, gente disfrutando y funcionarios organizando. Musicalizado por el tema de León Gieco “La cultura es la sonrisa” y poder alardear con la letra: “Ay, ay, ay, que se va la vida más la cultura se queda aquí”. Imágenes como sinónimo de que hay material para sostener que Godoy Cruz es el departamento con más actividad cultural de la provincia.

Lo veo, lo acepto, lo siento.

Un si enorme al momento en que con un buen mensaje y música se destacó la importancia de cuidar el agua.

Por último (y ojalá que las fiestas venideras recojan el guante) no está bueno que se pretenda representar nuestra celebración a la bebida nacional con personajes “tambaleando” por tomar vino. Que grupos de borrachos choquen las copas y se abracen para mantenerse en pie, se vuelve una representación dramática de alguien que tiene problemas con la bebida. Sugerencia: no hagan más actores haciendo de borrachos para demostrar que tomar vino está bueno. Es nuestra bebida; vivimos, tomamos y nos mostramos al mundo con ella y siempre debemos hacerlo con moderación.

Para finalizar nos preparamos para aplaudir un escenario lleno de artistas y papelitos. Sabemos que el final es anunciado (artistas vestidos de blanco lo indican junto al in crescendo de la música) pero igual lo ovacionamos como coronando un momento tan importante como necesario que siempre será que cada lugar en Mendoza tenga su Fiesta de la Vendimia.

Laura Romboli