NOTAS SIMILARES

Historias

Lo que mata es la humedad

Historias

Año 2023 problemático y febril

Historias

En estas Fiestas ¿se come o no se come?

NOTAS RECIENTES

Cine y TV

“La noche adentro” la película que poco habla de la dictadura

La producción mendocina nos trae una historia basada en la época más dura de nuestro país, la dictadura, pero a medida que transcurre el filme nos damos cuenta que podría

Música

Tan Biónica en Mendoza nos trajo a Chano, el renacido

A un año exacto de aquella presentación de Chano en el Lollapalozza anunciando el regreso de Tan Biónica, el grupo se presentó en Mendoza cerrando el tour “La última noche

¿Desde cuándo el rock tiene un día para celebrar?

Además de cumplir con el objetivo de ocupar espacios en los diarios, de movilizar la rutina caída de los programas de radio y esta columna, no sé para qué más sirve el Día del Rock, qué se hace y mucho menos a quién se le ocurrió. Tranquilos, no es un invento argentino.

El 13 de julio de 1985 se realizó el Live Aid, un concierto a beneficio de países muy pobres. De forma simultánea en Londres, Filadelfia, Sídney y Moscú, participaron las bandas de rock más grandes del momento, entre ellas: Led Zeppelin, The Who, Black Sabbath, Queen, Sting, Judas Priest, Duran Duran, U2, Scorpions, Paul McCartney, Eric Clapton y Phil Collins, entre otros.

 

Durante 16 horas entre Londres y Filadelfia, y retransmitido en más de 72 países (no, Argentina no estuvo en la lista), los artistas tocaron y se consiguió recaudar 100 millones de dólares, que fueron destinados al fondo de ayuda a las víctimas de la hambruna de África.

Hasta ahí, la simple efeméride de lo que ocurrió un 13 de julio de 1985, un evento que conmovió a muchos y fue inolvidable, y que después, por suerte, se hicieron muchos festivales más.

¿Pero cuándo se estableció el Día del Rock? ¿Desde cuándo normalizamos semejante atributo? ¿Entre los que reconocemos que nos gusta el rock celebramos este día?¿Tenemos que saludar con un “feliz día de rock” y responder “gracias, igual para vos”?

Este día no sirve para mucho más que esto que ven ahora, que los diarios llenen espacios, las radios completen un segmento en una rutina algo caída, y la que escribe esta columna tenga para “bardear” un poco este invento de día que, por suerte, no es argentino. Bueno, eso creo…

¿Para qué más puede servir? Para concientizar sobre qué es el rock, por si alguien no lo tiene claro, o para sensibilizar a los oídos más cerrados y decirles que ese ruido para nada está muerto, puede ser…

Algunos malpensados le atribuyen a que este evento, el Live Aid, le debe mucho a la presentación que hizo Queen ese día.

Bueno, tal vez, simplemente es para contarles que, como reza la efeméride, “a los amantes del género” les gusta el rock , que se vive como una forma de ser, que siempre es como estar en la vereda de enfrente, que es gritar libertad hasta quedarnos sin voz,  que es incomodar y conmover y que más allá de los riffs, el rock es un sentimiento, tan profundo como eterno.

Y también podemos decir que este país, Argentina, ha dado muestras inagotables para poder decir, orgullosamente, que somos un país rockero. Que los músicos se mantienen con el calor y amor de su gente, que somos un público que agradece la obra, que hacemos festivales, que el pogo es nuestro y es rock. Que las bandas son enormes, que nos gusta ayudar y que tenemos la absoluta certeza de que, si hay rock, todo estará más que bien.

 

Feliz día entonces, y que sea rock acá, allá y siempre.

( Mañana, 14 de julio, es el Día del Chimpancé)