NOTAS SIMILARES

Arte

Andrés Casciani presentó su “Retrospectiva 2011-2023”

Arte

Se inauguró la muestra “La búsqueda de la nostalgia”

Arte

Una visita a la casa de Roberto Rosas, el Escultor

NOTAS RECIENTES

Música

Fiesta de la Cerveza de Godoy Cruz: más allá de los artistas

Tres días de música, en el Parque San Vicente, con una muy buena convocatoria de público contribuyeron a que la Fiesta de la Cerveza de Godoy Cruz se consolide cada

Música

Una noche en el Teatro Colón

Ir a ver una función en el teatro más importante del país y que el público ovacione de pie es un placer, pero si encima la principal figura nació en

El Museo Reina Sofía de Madrid compró una foto argentina

El emblemático Museo Nacional Reina Sofía de Madrid adquirió una icónica fotografía del argentino Marcelo Brodsky.

La icónica obra La Clase, 1er año, 6ta división, de la serie Buena Memoria, en la que el fotógrafo Marcelo Brodsky posa junto a sus compañeros de primer año del colegio secundario y pasa revista cómo cada uno de ellos continuó su vida -una operación que tiene el efecto de remarcar la ausencia de dos de ellos, desaparecidos por la dictadura-, acaba de ser adquirida por el Museo Nacional Reina Sofía de Madrid, que la incluirá en futuras exhibiciones.

“A Claudio lo mataron en un enfrentamiento. Martín fue el primero que se llevaron. No llegó a conocer a su hijo Pablo. Erik se hartó; vive en Madrid. Patricia se sobrepuso pero le dolió. Leonor zafó y volvió a Buenos Aires hace poco. Etel se casó con el novio del cole y sus hijos ya son alumnos de nuevo”, sintetiza Brodsky en apuntes de distinto color desperdigados sobre la foto que congela la juventud de los 32 compañeros de la sexta división de primer año en el Colegio Nacional de Buenos Aires.

Brodsky (Buenos Aires, 1954) es un artista y activista por los derechos humanos que debió exiliarse en Barcelona como consecuencia del golpe cívico militar de 1976 hasta que decidió regresar en 1986. El fotógrafo realizó esta inscripción en 1996, casi 30 años después de la toma original de la fotografía en el salón de música del Colegio: los retratados tenían 13 años y la intervención gráfica del artista sintetizando cómo discurrió la vida de cada uno de ellos opera como el retrato de una generación para la cual el compromiso político fue una opción temprana y mayoritaria.

La obra, que acaba de ser adquirida por el Reina Sofía de España, ya forma parte del acervo de otras prestigiosas instituciones como el Museo Metropolitano de Arte (MET) de Nueva York, el Museo de Bellas Artes de Houston y la Tate Gallery de Londres.

Durante la dictadura de 1976, Brodsky sufrió la desaparición de su mejor amigo, un intento de secuestro y el cautiverio y desaparición de su hermano en la ESMA. Años después de su regreso al país rescató esa fotografía y se reencontró se reunió con algunos de aquellos compañeros y los retrató uno por uno junto a esa imagen. “Cuando volví del exilio me encontré con mis compañeros y conversamos. La falta de los chicos nos había generado a todos un agujero afectivo, narrativo y existencial”, sostuvo hace un tiempo en una entrevista.

La foto intervenida ilustró la portada del ensayo fotográfico “Buena memoria” (La marca editora), donde Brodsky reconstruyó las historias de sus compañeros. Lo hizo al volver del exilio familiar, luego de la desaparición de su hermano Fernando, en 1979.

Fuente: Télam